Batch Cooking

Ahorra tiempo en la cocina | Batch Cooking

¡Hello!

Hoy con vuestro permiso vamos a dejar la cosmética y el maquillaje en el cajón y vamos a centrarnos en la alimentación y concretamente en elBatch Cooking.

Como ya sabemos las frutas y las verduras aportan vitaminas, minerales y antioxidantes necesarios para la salud, pero también para que la piel luzca bella.

Incluso algunos estudios han relacionado los hábitos alimentarios con la menor aparición de arrugas. Es decir, una mayor ingesta de vitamina C y ácido linoleico junto con una menor ingesta de grasas y carbohidratos se asociaron con una mejor apariencia de la piel y un retraso en su envejecimiento.

Por lo que podemos deducir que estética y nutrición son muy buenos aliados.

Es por eso que en la entrada de hoy os quiero hablar del famoso método batch cooking o lo que es lo mismo, cocinar a la vez diferentes recetas para varios días de la semana o hacer preparaciones intermedias para combinarse y crear otras nuevas en poco tiempo.

Si te interesa el tema, te invito a que sigas leyendo.

 

Recuerda que tener una buena alimentación, sana y equilibrada es muy importante y el batch cooking puede ser un gran aliado.

El batch cooking es una alternativa a la falta de tiempo para cocinar que está triunfando en RRSS.

Esta técnica tiene muchas ventajas, como por ejemplo ahorrar tiempo en la cocina, preparar menús de mayor calidad nutricional, aprovechar alimentos, planificar mejor la compra semanal y evitar la improvisación de última hora.

Vamos que nos ayuda a conseguir no caer en la tentación de la comida ultraprocesada o fast food que siempre suele ser de peor calidad.

Para poner en práctica esta técnica se necesita conocer diferentes tipos de cortes y cocciones, contar con espacio en la cocina para preparar varios platos a la vez, mantener medidas higiénicas para que no se produzca contaminación alimentaria y disponer de tuppers.

Técnicamente el batch cooking no contempla el congelado de los alimentos sino que apuesta más por conservarlos en la nevera, pero también se puede utilizar la opción de congelar sin ningún problema.

 

Iniciación al batch cooking

 

1.- Recopilar. Comenzar escribiendo en un papel cuáles son los platos más habituales para analizar qué elaboraciones tienen en común.

2.- Planificar. Una vez identificados los menús de la semana siguiente, habría que hacer la lista de la compra e ir a comprar los ingredientes necesarios. Así el domingo (que suele ser el día elegido para cocinar) tendrás todo lista para ponerte manos a la obra.

3.- Tuppers. Una vez cocinado todos los menús se pueden guardar por raciones para, en caso necesario, congelar directamente en la nevera siempre dejando que se enfríe antes. No te olvides que las bolsas tipo “zip” también son muy prácticas ya que ocupan menos espacio y el cajón del congelador lo agradecerá.

4.- Optimizar recursos. Utilizar los utensilios de cocina a la vez. Por ejemplo, si vas a cocer algún alimento puedes utilizar una vaporera para cocer al vapor otra cosa, utilizar varias rejillas y bandejas de horno para hacer varias elaboraciones a la vez y no te olvides de los recipientes de silicona ya que son muy útiles para el microondas.

5.- Preparar las bases. Hay alimentos que sirven de acompañamiento a cualquier plato por eso se convierten en imprescindibles. Son el arroz, la pasta, las legumbres, un buen sofrito, … todos ellos pueden ser la base de muchos platos.

 

Proporciones

 

Debes asegurarte de incluir todos los grupos de alimentos en proporciones adecuadas.

Se trata de llevar el modelo del plato de Harvard a un menú semanal. Te dejo enlace directo a una entrada que tengo sobre el tema: Plato para comer saludable | Plato de Harvard

La mitad deben ser hortalizas y frutas de distintos colores y variedades.

Una cuarta parte de alimentos deben ser ricos en hidratos de carbono de absorción lenta y ricos en fibra (trigo integral, quinoa, arroz integral, pan integral, …)

– La otra cuarta parte de alimentos deben ser ricos en proteínas saludables, como por ejemplo pescado, pollo, conejo, huevos, legumbres y frutos secos.

 

Todo ello aliñado con aceite de oliva virgen extra y limitando al mínimo las grasas saturadas como por ejemplo la mantequilla, margarina y manteca de cerdo.

El éxito del batch cooking es combinar bases sencillas con ingredientes listos para consumir, con recetas completas listas para consumir.

La planificación a siete días exige tener muy claro la conservación correcta de los alimentos.

 

Con este punto de partida, la combinación perfecta podría ser la siguiente:

  • Hacer dos o tres recetas completas como pueden ser potajes de legumbres, guisos, purés, sopas, platos al horno de pescado o carne con verduras e incluso huevos con verduras. Todas ellas estarán listas para calentar y comer.
  • Para el resto de los días, es mejor que cada alimento se almacene por separado y se mezcle en el momento de que se vaya a consumir. Preparar ingredientes sueltos con los que se pueda elaborar recetas de forma rápida. En este caso estaría el arroz hervido para mezclar con un sáltelo de verduras y añadir algo de marisco, todo ello previamente cocinado y congelado por ejemplo. El arroz, la pasta, la quinoa, el trigo sarraceno, las legumbres, … cocinadas son excelentes bases para luego añadir tropezones de verduras, huevo, queso fresco, … y aliñar justo en el momento de consumir con aceite de oliva virgen extra o incluso incorporando también hierbas aromáticas.

 

Recordad que existen evidencias sólidas que demuestran que comer una dieta saludable puede reducir el riesgo de obesidad y enfermedades como la diabetes, cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, algunos tipos de cáncer y osteoporosis.

En caso de no llevar una dieta equilibra, es necesario hacer cambios graduales, es decir, realizar cambios drásticos de un día para otro no suele funcionar. Los cambios pequeños diarios tendrán un efecto mayor y serán más duraderos.

El batch cooking puede ser el método perfecto para llevar a cabo esos pequeños cambios diarios.

 

Personalmente, es un tema que me interesa mucho, pero reconozco que la vida que llevamos nos deja muy poco tiempo para estar diariamente cocinando de una forma relajada y disfrutando del momento.

De hecho, hace años ya hice una entrada parecida, aunque en aquella ocasión al tema lo llamaban “Preparing Tupperware” jeje. Os dejo enlace directo por si os apetece leerlo (+)

 

Y hasta aquí la entrada de hoy.

 

Espero y deseo haya sido un post interesante y os ayude a planificar y elaborar vuestros menús diarios.

 

Contadme, ¿utilizáis ya la técnica batch cooking para cocinar?

 

Mil G R A C I A S por leer mi Blog, compartir mis entradas y dejarme vuestros comentarios porque así me ayudas a tener más visibilidad y que pueda seguir creciendo en contenido.

Para no perderte ninguna entrada del Blog, no te olvides de suscribirte y te invito a seguirme en mis Redes Sociales donde aparezco con el perfil @YolyHdo y os cuento más cosas.

Nos vemos en el próximo post ¡Besos!

 

No Comments

Post A Comment