Té Kombucha

Qué es el Té Kombucha | Beneficios y Contraindicaciones

¡Hello!

Seguro que has oído hablar del té kombucha, pero ¿sabes exactamente qué es y para qué sirve?

Yo la he descubierto recientemente y la verdad, me gusta y, aunque no lo consumo de manera diaria, de vez en cuando sí que hay una botella de kombucha en mi frigorífico.

No hay muchos datos sobre este té, pero en principio se habla de que puede aportar beneficios similares a los que aportan los suplementos probióticos.

No obstante, he estado leyendo sobre el tema y a continuación, te cuento todo lo que he averiguado.

Ya sabes, si te interesa saber un poco más sobre el té kombucha, te invito a que sigas leyendo.

 

Actualmente, el té kombucha se ha convertido en una de las bebidas de moda y cada vez hay más gente que lo consume de manera habitual.

Según he podido leer, las primeras noticias que tenemos sobre su consumo datan del año 221 a. C en China.

Se trataba de una variedad de té negro y té verde con un punto efervescente y un sabor ligeramente dulce y ácido que bebían los Samuráis antes de la batalla para tener un extra de energía..

 

 

¿Que es el té kombucha?

 

Se trata de una bebida probiótica milenaria que se elabora a partir de agua, té verde, azúcar y Scoby (simbiosis de bacterias y levaduras).

En función del tipo de té que se fermente, de las condiciones de temperatura, cantidad de azúcar, etc., las poblaciones de los microorganismo integrantes pueden variar.

Por otro lado, durante la fermentación de la kombucha se produce alcohol etílico y ácido acético. El etanol procede de la fermentación de azúcares por parte de los hongos y el acético de la acción fermentativa bacteriana.

A medida que aumenta la acidez y el grado alcohólico, las bacterias desaparecen y los hongos van ralentizando su actividad hasta llegar al momento óptimo en el que la bebida se puede consumir. 

Aunque contiene azúcar, hay que saber que el azúcar que se emplea en su preparación es consumida casi en su totalidad durante el proceso de fermentación.

En su composición el té kombucha cuenta con vitaminas B1, B2, B3, B6, B12, ácido fólico, C, D, E y K. Además de encimas, levaduras, polisacáridos, ácidos orgánicos esenciales y minerales como el hierro, el zinc, el calcio, el magnesio y el potasio.

Por último, también contiene cafeína y una pequeña cantidad de alcohol que no supera el 0,5%.

Entre sus beneficios destacan sus propiedades antioxidantes, desintoxicantes y antisépticas.

  • Regula la flora intestinal.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Reduce el colesterol.
  • Mejora la salud hepática y renal.

Pero la realidad es que hay muy poca literatura científica que apoye sus supuestas virtudes.

Existen múltiples artículos donde te enseñan a hacer kombucha en casa. En este caso, hay que tener mucho cuidado porque se necesita ser escrupulosamente higiénico y tener experiencia con el uso de las bacterias y los hongos.

El motivo por el que yo no haría esta fermentación en caso es porque al ser un “organismo vivo”, puede recibir durante su fermentación numerosas contaminaciones de bacterias y hongos perjudiciales para la salud y si no se hace una fermentación elevada en acidez y grado alcohólico, que es cuando se podría eliminar dichas contaminaciones, y bebemos la bebida demasiado pronto, se corre el riesgo intoxicaciones.

Así que desde mi punto de vista, siempre comprada ya que la kombucha elaborada de manera industrial, se comercializa en forma de bebida ya fermentada y convenientemente esterilizada tras varios controles microbiológicos.

Y tomarla porque te guste su sabor y sea uno de tus refrescos preferidos más que a lo mejor por confiar en sus posibles beneficios en la salud jeje.

Las marcas que he probado son las siguientes:

Té Kombucha

Imagen de la web Nutritienda

 

Té Kombucha

Imagen de la web Komvida

 

Té Kombucha

Imagen de la web El Corte Inglés

 

 

¿Qué personas no pueden consumir kombucha?

 

Al no estar pasteurizada, no se recomienda su consumo en personas con alguna patología intestinal (SIBO), ni del sistema inmunológico, mujeres embarazadas, mujeres lactantes ni niños menores de cinco años.

El resto de personas, pueden beber el té kombucha si les gusta el sabor.

 

Veo que es una moda que está muy dividida y hay múltiples artículos a favor de sus beneficios saludables y la misma cantidad de noticias indicando que no deja de ser una bebida alcohólica y azucarada.

En este caso, “In medio Virtus” (la virtud se halla en el centro) jeje.

Es un latinismo tomado de Aristóteles quien en su “Ética a Nicómaco” explica cómo la virtud se encuentra en el medio de dos vicios, el vicio por exceso y el vicio por defecto.

Y si no te gusta el té Kombucha y prefieres otras alternativas de té, no te pierdas las entradas donde os hablo sobre el té match o el té rooibos (ambas muy interesantes).

 

Y hasta aquí la entrada de hoy.

 

Cuéntame, ¿Qué opinas sobre el té Kombucha?

 

Espero que te haya resultado una entrada interesante y hayas pasado un rato entretenido.

 

Mil G R A C I A S por leer mi Blog, compartir las entradas y dejarme tus comentarios. De esta forma me estás ayudando a tener más visibilidad y que este blog pueda seguir creciendo en contenido.

Para no perderte ninguna entrada, no te olvides de suscribirte y te invito a seguirme en mis Redes Sociales donde aparezco con el perfil @YolyHdo y te cuento más cositas.

Nos vemos en el próximo post ¡Besos!

 

Tags:
2 Comments
  • Montserrat martinez
    Posted at 12:27h, 05 marzo Responder

    Muchas gracias Yoli por la información ya la conocía, hace años que suelo hacermela y me encanta, además me la suelo hacer con la segunda fermentación con frutas o hierbas aromáticas. Sobre si tiene beneficios solo puedo decirte que cuando yo la tomo, me siento muy bien, además tengo más vitalidad, puede que sea por las vitaminas del grupo B que tiene tan amplia, además me lo noto también en la piel. Sobre si comprar o hacerla en casa, yo prefiero hacérmela, ya que puedo hacer una amplia gama de sabores. Y sobre todo mucha higiene e información, que he adquirido con el tiempo!! Muchas gracias corazón

    • Yolanda
      Posted at 18:46h, 05 marzo Responder

      Hola Montse!
      Te agradezco mucho tu comentario y que nos cuentes de primera mano tu experiencia con el tema porque mi conocimiento se queda un poco cojo jeje.
      Yo lo único que sé es que me gusta, que cuando tomo un vasito no noto que me de pico de subida de azúcar y si encima tiene algún beneficio a nivel flora intestinal pues genial.
      Por lo que me dices de como la haces decirte que eres muy PRO en el tema 😉
      Gracias a ti por leer el post y comentar.
      Un besazo enorme

Post A Comment