Aceitunas caseras

¿Cómo hacer aceitunas en casa? | Beneficios



¡¡¡ Hello !!!

Aunque voy ya un poco tarde con la entrada no quería dejarla pasar y aunque no la podáis poner en práctica este año, podéis estar pendientes de hacerla el año que viene.

Hoy os quiero hablar de las aceitunas, tan típicas en la gastronomía española y cómo podéis hacer unas ricas aceitunas caseras.

Lo habitual es que la recogida de aceitunas para comer, empiece a finales de septiembre, antes de que cambien del color verde al violáceo. Hay que quitarlas el amargor con agua y sal (proceso más largo) o con una disolución de sosa cáustica (proceso más corto) y del que hoy os quiero hablar.

Yo soy del “team” que no me gustan las aceitunas jajaja pero en casa tengo el “team” que le encantan las aceitunas, así que he estado con él paso por paso, para saber que hay que hacer y conseguir esas aceitunas caseras buenísimas.

Si te interesa el tema, te invito a que sigas leyendo.

 

Lo primero que vamos a ver es qué beneficios nos puede aportar el incluir, de forma moderada, las aceitunas en nuestros menús diarios. A continuación, vamos a intentar averiguar si es un alimento que engorda mucho o no. Por último, haré el paso a paso para realizar unas aceitunas totalmente caseras.

 

 

Los beneficios de las aceitunas

 

Olivo Aceitunas

Olivo Aceitunas

Las aceitunas son ricas en fibra, vitaminas A, E y grasas saludables.

Son uno de los tesoros de la dieta mediterránea, siendo muy apreciadas también por el zumo que se extrae de ellas, es decir, por el aceite de oliva.

Se trata del aperitivo más ofrecido a cualquier hora del día en cualquier bar y/o restaurante de España jeje.

 

 

A nivel nutricional, comentaros que son fuente de fibra, ácidos grasos monoinsaturados, vitaminas y minerales.

Aunque su contenido en grasas es elevado, no podemos olvidar que son grasas saludables ya que en su mayor parte son monoinsaturadas, muy ricas en ácido oleico omega – 9 y, aunque sus valores son inferiores, también son ricas en omega – 3 y 6.

Eso sí, tienen un alto valor energético.

También contienen vitamina A, excelente para ayudar a mantener en buen estado tejidos como la piel o las mucosas e indispensable para la salud de la vista.

En caso de comer las que venden en Supermercados y las que ponen de aperitivo, las personas hipertensas tendrán que tener cuidado y moderar su consumo ya que suelen ser ricas en sodio.

Por eso, lo ideal es hacerlas en casa y controlar la cantidad de sal que utilizas para su elaboración.

Importante

En caso de tener hemorroides, también hay que controlar su consumo porque, si abusas todos los días de ellas, pueden agravar el problema.

 

 

Una dieta sana con aceitunas

 

Existe la creencia de que la aceituna es un alimento que engorda mucho, pero tenemos que partir de la base que lo que engorda es un exceso de calorías en la dieta, independientemente del alimento que tomemos, por lo que si las introducimos como parte de la dieta, sustituyendo otros alimentos o en cantidades moderadas, no aportarán un extra de energía y por tanto no afectarán al peso corporal.

La diferencia calórica entre las aceitunas verdes y negras es pequeña, lo que sí marca la diferencia es el aliño con el que están preparadas.

Los aliños ideales son los bajos en calorías, como por ejemplo a base de limón, verdura y alguna especia.

Resumiendo, habría que combinar las aceitunas con alimentos que no estén presente en los platos principales para conseguir un menú completo y equilibrado.

 

 

Aprende a preparar tus propias aceitunas

 

Uno de los principales motivos para animarnos a hacer aceitunas caseras es que controlaremos la dosis de sal a utilizar, tema muy importante para los hipertensos. Las que encontramos a la venta, normalmente excede en mucho las cantidades diarias recomendadas de sodio.

Existen infinidad de aliños. Dependiendo de nuestros gustos podremos realizar uno o incluso, si la cosecha ha sido abundante, varios.

Vamos al lío.

Lo primero que hay que hacer es eliminar el amargor que tiene la aceituna recién cogida del olivo. Por ese motivo, necesitamos someterla a un proceso de dilución con sosa cáustica para ayudarla a desprenderse de ese sabor amargo.

La sosa cáustica es un producto que acelera el proceso para quitarles el amargor y que en tan solo siete u ocho horas tengan una textura agradable y hayan perdido su sabor amargo. Cuidado porque si te pasas con el tiempo de tenerlas en sosa cáustica, la aceituna pierde su consistencia y se pondría demasiado blanda y eso tampoco queremos. Lo ideal es el punto justo de textura con el sabor más o menos agradable ya que faltaría el aliño para perfeccionar ese buen gusto.

 

Sosa cáustica

Sosa cáustica

 

Ingredientes

 

Por cada kilo de aceitunas hay que utilizar 20 grs de sosa cáustica.

Una vez que tenemos las aceitunas listas, hay que preparar una salmuera con 50 grs de sal gorda por litro de agua y añadimos las especias del aliño.

Posibles aliños:

– Limón, Ajo, Tomillo, Romero, Orégano, Laurel e Hinojo.

– Laurel, Eucalipto, Espliego, Limón y Aceite.

– Pimentón picante, Cebolla en trozos, Aceite y Vinagre.

– Tomillo, Comino, Romero, Hierbabuena, Ajo, Pimentón, Pimienta en grano, Aceite y Vinagre.

– Ajo, Limón, Naranja, Tomillo y Vinagre.

 

Aliño para aceitunas

Aliño para aceitunas

 

Instrucciones

 

Recoger las aceitunas. Lavarlas bien bajo un chorro de agua y dejarlas en remojo para que se hidrante durante 24 horas.

 

Aceitunas

Aceitunas de Toledo

 

– Pasado un día, escurrirlas, y ponerlas en un bol de plástico o de cristal. Cubrirlas con la disolución de agua y sosa cáustica (leer las medida de prevención que vienen en el bote de sosa cáustica ya que es muy corrosiva y en caso de accidente puede quemar).

 

Aceitunas

Aceitunas en dilución de sosa cáustica

 

– Dejar reposar entre siete y ocho horas, pero recomiendo ir probando para que no se pasen. Es decir, coger un aceituna lavarla muy bien y morder para saber que textura tiene y si su amargor es más tenue. Transcurrido ese tiempo, se escurren y se vuelven a lavar muy bien bajo un chorro de agua. Hay que eliminar toda la grasa que han soltado y el agua que se quede con ellas tiene que estar más o menos limpia. Durante una semana aproximadamente cambiaremos esa agua dos veces al día para conseguir que sea casi transparente.

 

Aceitunas

Después de 7:30h

 

“Después durante 7 u 8 días las estuve lavando entre 2 y 3 veces al día tratando de que el agua saliese clara (pasó de un rojo intenso a un rosado suave) y la aceituna perdiese el amargor. En ese momento la aceituna mantenía dureza, brillo sin resbalar y de gusto final ligeramente amargo que terminaría desapareciendo posteriormente con los diferentes aliños”

 

– A continuación, se hace la salmuera, incorporamos las aceitunas en botes preferiblemente de cristal y se cubren con esa agua con sal y las especias que consideremos. Dejamos mínimo un mes para que cojan sabor.

 

Aceitunas

Aceitunas con aliño

 

Aceitunas

Aceitunas con aliño

 

Ahora ya solo queda agasajar a vuestros invitados y disfrutar de un buen aperitivo.

 

Contadme, ¿Las habéis hecho alguna vez? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia?

 

Mil G R A C I A S por leer mi Blog, compartir mis entradas y dejadme vuestros comentarios.

Suscríbete para que no te pierdas ninguna entrada del Blog y te invito a seguirme en mis Redes Sociales, donde aparezco con el perfil @YolyHdo y os cuento más cositas.

Recordad que me ayuda mucho si te suscribes y me dejas un comentario. De esta forma, puede tener más visibilidad y seguir creciendo en contenido.

Nos vemos en el próximo post ¡¡¡ Besos !!!

 

Tags:
No Comments

Post A Comment