Manteca de Karité pura | Propiedades

¡¡¡ Hello !!!

I hope you’re OK.

En la entrada de hoy os quiero hablar sobre la manteca de karité.

Dar las gracias a Patricia ya que cuando su marido le trajo de Gabón varias unidades, pensó que a una Blogger de Belleza podría gustarla y efectivamente, no se equivocaba. 

Había oído hablar mucho de ella pero era la primera vez que la veía en su estado más puro.
Me han sorprendido gratamente sus beneficios y por esa razón hoy os quiero realizar una entrada sobre ella.
Creo que es un producto de dermocosmética a tener en cuenta en nuestra rutina de cuidado de belleza.
Si te apetece saber un poco más sobre ella, te invito a que sigas leyendo…

Manteca de Karité
Imagen de la web pixabay

MANTECA DE KARITÉ PURA | PROPIEDADES

La manteca de karité pura es considera como un auténtico tesoro de la cosmética ya que tiene propiedades excelentes tanto para el cuidado de la piel como del cabello.
Se trata de un producto natural y cada vez es más popular para el cuidado corporal. 
Se ha utilizado durante siglos en África por sus propiedades curativas e hidratantes.
El karité es considerado por la población aborigen como un árbol sagrado. Se encuentra principalmente en la sabana de Costa de Marfil, Mali, y Sudán.

La recolección es realiza exclusivamente por mujeres de acuerdo a las tradiciones locales y solamente son los frutos que caen al suelo los que se recogen.

Este tipo de árbol puede llegar a medir más de 16 metros de altura y se trata de un árbol centenario. Como anécdota comentaros que da sus primeros frutos tras 15 años.

La manteca de karité se obtiene gracias a las nueces del árbol con el mismo nombre. Durante el proceso de elaboración, se secan, se trituran y se transforman en grasa mediante la ebullición.

Esta grasa vegetal una vez que se ha enfriado, se recoge y se realizan una serie de filtrados para ir eliminando las posibles impurezas que hayan podido surgir durante el proceso.

De esta forma lo que se obtiene es una manteca pura o sin refinar. También la
podemos encontrar como parte de un ingrediente más en multitud de
productos de cosmética.
Es un excelente regenerador celular que puede aplicarse prácticamente en cualquier parte del cuerpo y aporta muchos beneficios gracias a su composición rica en minerales y vitaminas.

Manteca de Karité

Sus 4 principales beneficios son:
1.- Hidratación. Es capaz de hidratar en profundidad la epidermis.
2.- Nutrición. Es rica en vitamina A y E que nos van a ayudar a equilibrar, hidratar y calmar la piel. También tiene vitamina F que ayuda a revitalizar el cabello dañado y la piel.
Así mismo, nos proporciona una dosis de colágeno ideal para luchar contra los típicos signos de envejecimiento.

3.- Protección. Gracias a los beneficios anteriores nos puede proteger de los efectos medioambientales; viento, agua frío, sol, cloro, …
4.- Regeneradora y cicatrizante. Gracias a su elevado contenido en vitaminas.
La manteca pura, al principio tiene una textura como si se tratase de un tipo de cera, pero al entrar en contacto con el calor corporal se convierte en aceite, transformándose en un producto muy sencillo y agradable de utilizar.
Su color es blanco amarillento y su olor es totalmente natural. 
El mayor inconveniente con el que nos encontramos es que su tiempo de conservación es breve ya que al no tener ningún tipo de aditivos, la manteca irá perdiendo sus propiedades según vaya transcurriendo el tiempo.
Si
optas por la manteca pura, conseguiremos una hidratación de una manera
ecológica
y totalmente natural y si la usas como ingrediente adicional
de algún cosmético, te recomiendo que:
1.- No debes confiarte solamente en lo que publicite la marca del producto. 

Aunque diga 100% Manteca de karité hay que fijarse en el listado de
ingredientes para asegurarnos que aparece en un lugar destacado y no en
los últimos puestos.

2.- En el listado INCI aparecerá como “Butyrospermum Parkii” y lo recomendable es que debe estar entre los 6 primeros ingredientes.

¿Qué tipo de pieles lo pueden usar?

Sin ningún problema lo pueden usar las pieles muy secas ya que les va a proporcionar una hidratación perfecta y la mejor opción para luchar contra los signos de la edad.
Entre sus ingredientes destaca la vitamina A, que resulta ideal para el tratamiento de manchas, arrugas, eczemas y dermatitis.
También destaca la vitamina E, así como los polifenoles y fitonutrientes todos ellos antiinflamatorios naturales.

Y ¿en una piel grasa? 

Es una pregunta complicada de contestar. 
Si la piel no es excesivamente grasa, según lo que he podido leer la manteca de karite pura sin refinar podría ayudar a equilibrar este tipo de pieles.

Este beneficio se debe principalmente a la gran cantidad de antioxidantes, ácidos grasos y propiedades antimicrobianas naturales que contiene.
Resumiendo, personalmente pienso que si se utiliza en la cara debe ser con mucha precaución y en cantidad mínima.
Yo particularmente no la voy a utilizar para ese fin, la veo excesivamente densa pero es verdad, que en todas las entradas que he estado leyendo sobre el tema, aparece como un ingrediente no comedogénico.
Os voy a dejar enlace a una página web donde aparece una clasificación de ingredientes comedogénicos que me ha parecido muy interesante [+] 
No obstante dicho lo anterior, para utilizarlo en el cuerpo me parece un opción fantástica ya que hidrata en profundidad.

Para el pelo también se puede utilizar a modo de mascarilla. 

Nos lo aplicamos por todo el cabello y dejamos que actúe durante 15 minutos. A continuación, lo lavamos como lo hacemos habitualmente y nos promete un pelo más flexible y menos quebradizo.

Esta forma de uso todavía no lo he probado. Actualmente, tengo el cabello con media melena y ya no tengo decoloración en las puntas por lo que no necesito una hidratación extra.

IMPORTANTE

Según he podido leer, la manteca de Karité contiene látex natural. Aunque no se trata de la misma composición química que la savia del árbol de caucho, es muy similar.

Por ello y aunque las cantidades que puede contener son muy pequeñas, las personas que sufren alergias al látex deben realizar primero una prueba de alergia antes de usar cualquier producto que contenga este tipo de ingrediente en su composición. 

He visto que se puede encontrar fácilmente en la web y no va a ser necesario ir a África a por ella aunque debo reconocer, que me hace mucha ilusión que la mía venga directamente de allí. 
Deseo hayáis aprendido cositas nuevas e interesantes para el cuidado de la piel.

Contadme, 
¿Usáis Manteca de Karité en vuestra rutina de belleza? 

Si no la podéis usar, os dejo enlace directo a mi aceite favorito para utilizar todos los días en todos los tipos de piel Aceite de Jojoba

Mil G R A C I A S por leer mi Blog, compartir y dejadme vuestros comentarios.
Suscríbete al Blog en caso de que te guste lo que lees y te invito a seguirme en mis Redes Sociales.
¡¡¡ Hasta pronto !!!
2 Comments
  • Noelia Cano
    Posted at 07:52h, 28 marzo Responder

    Un post muy interesante. Suelo usar el karité como ingrediente presente en mis productos de hidratación corporal en mayor o menor medida, pero nunca lo he probado puro.
    Un besito.

    • Cosade2_Review
      Posted at 09:22h, 30 marzo Responder

      Hola Noe! yo no lo había usado mucho anteriormente pero me ha encantado. Aporta una hidratación muy duradera. En caso de pieles muy secas creo que sería su salvación. Muchas gracias por comentar y te mando un besazo enorme!!!

Post A Comment