Cosmética cruelty-free

Cosmética libre de crueldad animal

¡¡¡ Hello !!!
 
I hope you’re Ok.
 
Hoy os quiero hablar de todas aquellas marcas que son libre de crueldad animal.
 
Hasta hace poco no me había planteado el tema como una necesidad básica y personalmente, compraba sin fijarme si eran cruelty-free o no.
 
Además, hay países en donde las empresas no están obligadas a poner en los packaging sin son o no libres de crueldad animal, por lo que dificulta todavía más nuestra búsqueda.
 
Comentaros que en principio, tengo marcas de cosmética y maquillaje que no son cruelty-free y que a priori pienso seguir gastando. No obstante, me voy a plantear cada vez que compré algún producto hacer una tarea de investigación al respecto del tema para orientar todos mis productos “beauty” en la línea de cruelty-free.
 
Te interesa el tema y quieres saber cómo puedes identificar si un producto lo es o no, sigue leyendo para convertirte en toda una expert@…
 
 
Existe una Directiva 2003/15/CE destinada a prohibir completamente la venta y fabricación de productos cosméticos en todo el territorio europeo que hayan sido previamente testados en animales de laboratorio.
 
Su aplicación se ha llevado a cabo en dos fases. La primera fase tuvo lugar entre 2004 y marzo de 2009, en ella se prohibió a partir de esa fecha a experimentar en animales cualquier producto cosmético o ingrediente que este dentro de la UE, así como su venta.
 
La segunda fase entró en vigor el 11 de marzo de 2013, se extendió está prohibición a todos aquellos productos y/o ingredientes en lo que fuera preceptivo practicar pruebas de toxicidad, exentos de la aplicación en la primera fase.
 
En teoría con la entrada en vigor de la ley definitiva, no se volvería a experimentar con animales en materia de cosmética.
 
Sin embargo, hay excepciones que no confirman la regla teniendo una prórroga limitada que puede aplicarse hasta el año 2023 o incluso indefinidamente.
 
Dichas excepciones son:
 
Comercialización de todos aquellos productos que hubieses sido fabricados antes de su entrada en vigor de la aplicación directiva y que pueden haber sido testados en animales.
 
Comercialización de productos cosméticos que contenga ingredientes que a su vez  también formen parte de otros productos pertenecientes a otras familias de productos como por ejemplo en limpieza, donde está permitido el testado con animales ya que son diversos los campos donde el testado con animales todavía está permitido.
 
Productos de cosméticas que contengan sustancias que entren dentro de la categoría REACH (Registro Europeo de Sustancias Químicas que exige un estricto protocolo de control debido al efecto de estas en la salud y en el medio ambiente).
 
Empresas europeas que exportan sus productos cosméticos a mercados donde el testado en animales sea obligatoria para dichos artículos. Es el caso de China uno de los mayores clientes de la UE que exige los test animales para buena parte de los cosméticos que importa, aunque no para todos.
 
La ley especifica que los tests con animales deberán ser sustituidos por otros métodos de prueba alternativos y homologados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, pero si no hubiera un método alternativo aceptable, se podría seguir con la experimentación con animales.
 
– Por último, están aquellas empresas que aleguen que los métodos alternativos de prueba son demasiado caros en su desarrollo y pedir que se les permita continuar con el método de experimentar con animales.
 

 

 

¿Cómo convertirnos en expert@s para distinguirlos?

 
En principio, no es una tarea sencilla distinguir aquellos productos que se han saltado la norma acogiéndose a las excepciones mencionadas anteriormente y aquellos que la aplican fielmente.
 
Aquellos que lo aplican fielmente, lo especifican explícitamente en su etiquetado y lo más sencillo sería que aquellos que no lo apliquen lo especifiquen también en sus etiquetados pero por desgracia la legislación no obliga a la empresa que testa en animales a especificarlo en el producto.
 
La Fundación Cruelty Free ha diseñado un logotipo consistente en un conejo para que las empresas libremente se puedan acoger a él en el etiquetado y especificar que un producto no ha sido testado en animales en ninguno de sus ingredientes.
 
 
 

Consejos para identificar si un producto es cruelty-free

 
1.- Como ya os he comentado anteriormente, lo más fácil es identificar en el packaging es sello con un conejo. Existen varios diseños y puedes encontrar unas orejas, una silueta,… pero este animal es el emblema de no testar en animales.
 
2.- Otros envases contienen explícitamente la información “Not Tested on animals” o lo que es lo mismo no prueban en animales. Suele ir indicado por donde está el país de origen y los datos de contacto pero también puede ir colocado en alguna de las caras principales de las cajas.
 
3.- En caso de que no indique nada de nada lo único que podemos hacer es investigar a la marca antes de adquirir unos de sus productos.
 
4.- El trabajo de campo en las web de las marcas es muy útil. Cada vez son más las empresas que ponen en su página web si prueban o no en animales. Suele aparecer en las secciones de “about us” o “FAQ”.
 
En caso de seguir sin encontrar el dato exacto siempre podemos recurrir a preguntarles directamente mediante correo electrónico. Recuerda que hay que averiguar si hacen experimento sin animales en cualquiera de sus procesos ya que estas pruebas se pueden hacer a los ingredientes de manera individual o al producto final.
 
5.- Si lo venden en China cuidado. En China es ilegal no probar en animales antes de vender un producto, aunque como os comentaba anteriormente, puede haber alguna excepción.
 
6.- Muy interesante llevar siempre a mano una lista con las marcas que debemos buscar o evitar cuando salgas de compras o anticípate a buscar la marca que quieres comprar en los enlaces que os he facilitado anteriormente. 
Por desgracia, todas mis entradas del Blog no son Cruelty Free, no obstante a partir de ahora intentaré hacer una compra de cosméticos más responsable.
Hace ya un tiempo que me estoy inclinando mucho más por una cosmética natural. Creo que sus ingredientes son más respetuosos con la piel y que gracias a sus fórmulas sencillas, sin nanopartículas ni metales pesados contaminan menos al medioambiente tanto en su proceso de fabricación como en el producto final. Sus envases suelen ser envases reciclables y/o de material reciclado.

Y cada vez pienso más que pueden estar a la altura en eficacia que la cosmética convencional ya que hoy por hoy, existe una amplia gama de productos específicos para todo tipo de necesidadesAbsolutamente todo lo que necesitas para cuidarte lo tenemos en su versión BIO.

¿Tenéis en cuenta este tema a la hora de comprar los productos de belleza? ¿Qué técnicas utilizáis para confirmarlos?
Deseo os haya gustado la temática de la entrada y tengamos la opción de elegir sin equivocarnos un poquito más cerca.
Muchísimas G R A C I A S por leer mi blog, compartir y dejadme vuestros comentarios.
 
¡¡¡ Hasta pronto !!!
Tags:
2 Comments
  • Agus
    Posted at 22:59h, 13 mayo Responder

    Gracias por el artículo. Muy completo. Colsutaré la lista de marcas libres de experimentar con animales. Si somos crueles, nunca llegaremos a ser realmente guapas. ��

    • Cosade2_Review
      Posted at 07:00h, 15 mayo Responder

      Muchas gracias Agus por comentar.
      Es complicado ser totalmente cruelty free, sobre todo, desde mi punto de vista, en el tema de productos de maquillaje. Pero yo creo que cada vez más, los consumidores estamos demandando productos más naturales, sostenibles y libres de crueldad animal y las marcas se tendrán que ir renovando.
      Un besazo enorme Agus!!!

Post A Comment